Repudiamos el atentado al local de La Cámpora de Bahía Blanca.

Desde la Watu Corriente Comunista repudiamos el atentado político sufrido en el local de la agrupación La Campora Bahía Blanca durante la madrugada del 25 de mayo.

Estas acciones violentas nos retrotraen a momentos de nuestra historia reciente donde grupos amparados en la impunidad del poder las utilizaban con el fin de disciplinar a otros actores de la vida política.

Esta agresión que fue acompañada por materiales de difusión con consignas llenas de odio y descalificaciones, más las recientes pintadas a una institución educativa de la comunidad judía en la ciudad, ocurren en un contexto que es habilitado y promovido por discursos políticos que se afirman en el odio, racismo, xenofobia y construcción del otro como enemigo así como las desmemorias en el accionar criminal de la Triple A en nuestra ciudad.

Nos solidarizamos con les militantes y dirigentes de la organización que fue víctima de este atentado y exigimos a la justicia una investigación rápida y trasparente para dar con los responsables y tengan su castigo. Que esto se cumpla por parte de un Poder Judicial, absolutamente deslegitimado ante la sociedad, requerirá del mayor de los esfuerzos y exigencias de quienes luchamos por una sociedad más justa y democrática.

Se creó la COMISIÓN POR EL RECONOCIMIENTO ACADÉMICO de David «Watu» Cilleruelo

En el marco del 46 aniversario del asesinato de David Watu Cilleruelo, en la tarde del sábado 3 de abril se realizó una reunión virtual de un conjunto de compañeros y compañeras de distintos lugares del país. Militantes políticos, gremiales, integrantes de la comunidad universitaria, amigos/as y compañeros/as de Watu, dieron el puntapié inicial y conformaron  la COMISIÓN POR EL RECONOCIMIENTO ACADÉMICO de David Watu Cilleruelo, con el objetivo de elaborar un proyecto para solicitarle a las autoridades de la UNS dicho reconocimiento. 

Con alegría y emoción se desarrolló este encuentro en modalidad virtual por la pandemia del COVID 19.

De la misma participaron referentes nacionales como Nora Cortina, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora que expresó “El hecho es recordar al compañero y esa época tan dramática de la Triple A que todavía está impune. Todavía tenemos compañeras que perdieron sus hermanos, hermanas, compañeros. El recuerdo, la memoria tiene que caminar todos los días. Y gustosa voy a estar a sus órdenes para lo que necesiten para seguir adelante. Todos nuestros militantes merecen que se les siga honrando cada día”. Si bien no pudo estar presente en el encuentro virtual, el premio nobel Adolfo Perez Esquivel envió su adhesión y manifestó su interés de integrar la comisión que trabaje en este proyecto. 

La docente de la UNS Adriana Rodríguez comentó detalles de la iniciativa “Estamos emprendiendo una tarea colectiva que me emociona mucho. La idea es hacer una presentación para el pedido de Honoris Causa que no es un mero mérito académico sino que es la figura que simboliza un aporte a la humanidad que representa haber sido un referente. Y creo que en nuestro caso y para nuestra universidad está faltando esta reparación hacia Watu”.  

De la actividad también participaron referentes sociales y gremiales como Hugo Blasco de la Federación Judicial Argentina, Víctor Mendíbil de la Comisión Provincial por la Memoria, Julio Gambina y Claudio Acosta de la Corriente Política de Izquierda, Leandro Aparicio querellante en la causa Triple A, Orlando “Nano Balbo”, educador popular y testigo de la causa Triple A, Gervasio Diaz representante de HIJOS Alto Valle, quienes manifestaron su compromiso y adhesión para integrar la comisión. 

Guadalupe Godoy, abogada en causas por delitos de lesa humanidad, en su intervención reflexiono sobre lo que significan este tipo de reconocimientos: “El Homenaje implica la revisión de en qué nos hemos transformado que todavía sigue vigente. Me parece que hay una memoria incómoda que se genera en esos lugares y que cuando hacemos planteos como este, que bienvenidos sean, remueve un montón de cosas. Un Honoris es totalmente disruptivo así que, en ese sentido, bienvenido sea ser parte de esta comisión. Y más como un caso como el de Watu porque si hay una memoria incómoda también es la de lo que sucedió previo al golpe de Estado”

La actividad fue acompañada por referentes políticos y sociales y gremiales de nuestra ciudad como Enrique Gandolfo de la CTA Bahía Blanca, Flavio Meles de la Asociación Judicial Bonaerense, Sergio Zaninelli de ADUNS,  Raúl Ayude de Nuevos Vientos, Yamil Balercia por la Agrupación Bordó de No docentes de la UNS y Mauro Llaneza de la radio comunitaria FM De la Calle. Así como amigos/as y compañeros/as de la comunidad universitaria de distintas épocas como Dante Patrignani, integrante de la CTA Bahía Blanca, Guillermo Martinez matemático y escritor, Alberto Rodriguez compañero de Watu y testigo de la causa Triple A, Laura Morales docente de la UNS, Ariel Armero y Marcelo Echegoyen del movimiento estudiantil de los 80, Ruben Visnevetsky compañero de militancia de Watu, Gabriela Eberle docente y una de las impulsoras de la iniciativa,  al igual que Edgardo Fernandez Stacco, referente ineludible en la construcción de la memoria de la comunidad universitaria. 

Finalizando la actividad quedó constituida la comisión que estará integrada por la hermana de Watu, Raquel Cilleruelo, y que en los próximos días trabajará en la elaboración del proyecto a presentar a las autoridades de la  Universidad Nacional del Sur. 

Documento a 46 años del asesinato de Watu

Hoy 3 de abril, a 46 años de su asesinato y como lo venimos haciendo cada
año, estamos recordando a Watu. Esta vez en forma virtual, faltando solo
cinco días para que la fiscalía termine su alegato y se soliciten las penas al
tribunal, en el marco del juicio por los 24 asesinatos de la triple A.
El histórico Juicio a esta banda asesina tan largamente esperado, se ha
concretado.


Queremos recordar que cada año, desde hace mucho tiempo, hemos
declarado en fiscalía, ampliando las denuncias una y otra vez, sin abandonar la
lucha por llevar a los asesinos a juicio y, finalmente, lo conseguimos. El campo
popular -en distintas versiones-, con más de 100 testimonios, lo hizo posible.
Tenemos que destacar el inmenso trabajo y la actitud valiente de la fiscalía que
consiguió pacientemente las pruebas y elevó la causa a juicio.

Este juicio a la Triple A al que catalogamos como histórico, tiene muchas
aristas. Primero: no estaban todos los ejecutores del terror. A la mayoría les
alcanzó la muerte, sin que pudiéramos sentarlos en el banquillo de los
acusados. Pero eso no impidió que los testigos recordaran sus
responsabilidades. Las de Ponce, Tetu, Diana Julio, Montezzanti, las del
conjunto de la dirigencia política y sindical que acompañó a la Triple A, la que
la negó contra toda evidencia o la que decidió mirar para otro lado. Por eso
nosotros y nosotras afirmamos y creemos que estamos en lo cierto cuando
decimos: TODOS/AS SABIAN, TODOS/AS LOS VIERON.


Un sector del peronismo, que sí se presentó a declarar, lo hizo cuidándose de
reprimendas. Muchas verdades a medias, amnesia en algunos casos, otras
declaraciones con brillantes exposiciones sobre el contexto histórico que
seguramente el tribunal sabrá apreciar, pero sin aportes concretos en cuanto a
los imputados. Sí con referencia a Ponce, Tetu, Argibay, padre e hijo Sañudo y
otros. Pero a los imputados pareciera que nunca los vieron. Es extraño esto.
Solo algunos y algunas no se escondieron, no formaron parte de quienes
bancaron a la Triple A y fueron testimonios que aportaron a la causa y al
esclarecimiento de los hechos.


Otros testimonios intentaron presentar un rostro humano de los asesinos
Curzio, Pallero, Forceli y Aceituno. Pareciera que no alcanzó con ocultar por
casi 48 años la existencia de la Triple A, que no fue suficiente el abandono a
los compañeros y compañeras, convertirse por acción u omisión en cómplices.
Además, tenían que ir con el presidente y el vicepresidente del PJ bahiense a
mentir descaradamente para intentar un rostro humano que no existe: son
asesinos. Sobre esto hay que decir que hubo algunas reacciones, algunos
enojos de sus pares, pero en general, el PJ acompañó esta burla a la memoria
colectiva de las víctimas. Claro que uno se pregunta qué es lo que podíamos
esperar. Pero no por previsible es menos repudiable esta actitud que los coloca
junto a los delincuentes.


Lo más importante fue el aporte de casi 100 compañeros y compañeras que
denunciaron no solo el contexto histórico, no solo a Ponce, a Tetu, a Diana
Julio, a Montezanti y a otros, sino que le dijeron al tribunal que a esos hombres
que están acusados los vieron en los autos de la CGT, del Rectorado,
patrullando las calles, el barrio estudiantil, las obras, las fábricas, los barrios y
sobre todo los responsabilizaron de la muerte de los y las militantes.

En el juicio oral quedó claro el grado de responsabilidad del último gobierno del
General Juan Perón. Para nosotros y nosotras, la presentación del documento
reservado del 1 de octubre de 1973, con la presencia de todos los
gobernadores y vice gobernadores, senadores, diputados y autoridades
partidarias, es el acta fundacional de la Triple A. Es el documento que le da
sustento filosófico, ideológico y político a la persecución, caza y muerte de
quienes se oponían al gobierno peronista, actuando contra marxistas, a
quienes acusaron de infiltrados, y también actuando contra su propia fuerza de
base que creía genuinamente en la transformación social y en la clase
trabajadora como fundamento de un mundo mejor. Lo dijimos en otras
ocasiones y lo reafirmamos en este 46 aniversario del asesinato de David.


Nos quedan varios desafíos para los próximos años. Primero, seguir
denunciado a la Triple A, más allá de la condena que aplique el tribunal. Nos
referimos a la denuncia política, a la denuncia pública. ¿Cuántos jóvenes, en
los últimos años de secundario, de terciario o de nivel universitario
abandonaron por miedo sus sueños de estudiar? ¿Cuántos tuvieron que
abandonar sus lugares y someterse al exilio interno, porque en sus lugares les
era imposible desarrollarse por la acción de la Triple A? ¿Cuántos dirigentes
políticos, sindicalistas, artistas, intelectuales marcharon al exilio? Tal vez,
nunca lo sabremos con exactitud.


Otra tarea imprescindible, es sacar a la superficie los 2000 asesinatos políticos
cometidos por la Triple A, que son, a nuestro juicio, los asesinatos políticos
más incómodos para denunciar para el campo popular, porque los cometió un
gobierno elegido por las mayorías, que albergó sueños y esperanzas de un
amplio sector de la población, finalmente frustradas. Pero no puede haber
impedimento para discutir y responsabilizar a los ideólogos y a su mano de
obra.


LOS CRÍMENES DE LA TRIPLE A SON DELITOS DE LESA HUMANIDAD.


Quedó claro también, en el transcurso de este juicio, que los casi 3000
atentados con bombas a locales partidarios, casas particulares de sindicalistas
y políticos, cines, teatros, peñas, bibliotecas, las amenazas y los asesinatos
constituyeron terrorismo de estado, antesala de la noche más terrible que
comenzaría el 24 de marzo con la dictadura cívico-militar-eclesiástica.


ESTA ES UNA TAREA IRRENUNCIABLE PARA LOS PRÓXIMOS AÑOS, SE
LO DEBEMOS A LAS COMPAÑERAS Y LOS COMPAÑEROS Y A LA
MEMORIA COLECTIVA.


La otra gran batalla en tiempos venideros, será cómo vamos a enfrentar a la
nueva derecha que se expresa en Europa, en América Latina y también en la
Argentina.


Esta derecha más agresiva, más criminal, más racista, más patriarcal, más anti
derechos, no es la derecha que conocimos; aquella que se reunía en las
direcciones de La Nación, de Clarín o de La Nueva Provincia, y le susurraban
al oído a los generales golpistas la necesidad de salvar a la Patria, que no era
para ellos ni más ni menos que sus propios intereses. Esta es una derecha
que, como se puede ver en otros lados, tiene arraigo importante en sectores
juveniles, clase media venida a menos, desocupados y mujeres y hombres
hartos de la politiquería. Es una derecha que no tiene empacho en impulsar
una sociedad corrompida y amenazada por los peores negocios del capitalismo
actual: el narcotráfico y la trata.


Puede haber muchas razones para la aparición de esta derecha, pero para
nosotros y nosotras hay dos principales: el fracaso estrepitoso de los gobiernos
reformistas, social demócratas o progresistas, que no dan respuesta en la vida
concreta del pueblo desde hace mucho tiempo, y que abandonaron la idea del
Estado de Bienestar, para alinearse a las políticas de la troika, del FMI, del BM,
llenando de frustración a las mayorías populares.


La otra razón, y de esto nos tenemos que hacer cargo, es la falta de un
proyecto de izquierda serio, con vocación de poder, sin sectarismos, que
devuelva a las mayorías populares la esperanza en que se puede cambiar
realmente, que otra sociedad –aquella por la que lucharon Watu y sus
compañeres- se puede lograr.


Esto requiere de esfuerzo, de trabajo sistemático, de abandonar la idea de auto
referenciación -inútil y dañina-, para construir unidad con quienes piensan con
matices, vienen de diferentes tradiciones y ejercen distintas prácticas políticas,
pero quieren lo mismo: un cambio real, concreto, en el que la justicia social no
sea un eslogan sino el objetivo del trabajo político de todos los días. Sin esto,
sin proyecto de izquierda, será imposible evitar que el post fascismo avance.

Por un nuevo proyecto político emancipatorio

Introducción: convergencia de crisis

Asistimos a una crisis histórica del capitalismo. El Covid-19 ha tenido un impacto enorme en la salud a nivel internacional y un efecto paralizador de la economía mundial. Pero la pandemia no es la única responsable de la crisis actual. Lo que se observa es la convergencia de tendencias de largo plazo, que se habían desarrollado de modo parcialmente autónomo, y que ahora están coincidiendo de manera explosiva: la crisis ecológica, la crisis de los sistemas políticos y del orden mundial heredado de la década de 1990, la disputa geopolítica entre el imperialismo norteamericano declinante y el ascenso de China, junto a una economía mundial que previamente a la pandemia ya mostraba serios indicadores de deterioro luego de la recuperación débil que siguió a la crisis de 2008-9.

Esta situación da lugar a una crisis social y a una inestabilidad política comparable a los períodos de grandes cambios del capitalismo (1914, 1930, 1945, 1973). Las revueltas populares, el ascenso de la extrema derecha, la crisis de los partidos tradicionales, la desafección social y política, la crisis de la reproducción social y el ascenso del movimiento feminista, son síntomas de un mundo que atraviesa un largo proceso de transición. Lo que nos espera al final de esta nueva “gran transformación” es todavía una incógnita: ¿neoliberalismo autoritario? ¿capitalismo “con valores asiáticos”? ¿alguna forma de New Deal keynesiano? ¿El renacimiento de un proyecto emancipatorio a escala de masas? Es todavía prematuro para hacer pronósticos sobre la crisis en curso. Lo que sabemos es que asistimos a una ofensiva capitalista, acompañada por fuertes niveles de inestabilidad política y una crisis de hegemonía del neoliberalismo, lo que conduce a movilizaciones, e incluso explosiones sociales de gran escala.

Situación política nacional

Nuestro país, por supuesto, no escapa a este cuadro global. La crisis sanitaria convergió con una crisis social y económica que empieza a acercarse a los niveles de 2001-2. La recesión tuvo su origen en el gobierno de Mauricio Macri y el impacto de la pandemia tuvo un efecto devastador sobre la economía nacional, pero el gobierno actual tiene su parte de responsabilidad en el agravamiento de la crisis y en el deterioro de la vida de las clases populares. Situación recrudecida por la subordinación al pago de la deuda, especialmente en el caso de la negociación con el FMI, que profundiza la dependencia del país a la dominación global. Más allá de algunas medidas parciales positivas, el gobierno de Alberto Fernandez incumple el mandato social de aquellos sectores populares que, equivocados o no, depositaron en él sus expectativas de detener el ajuste macrista.

En este contexto, ganan terreno la super-explotación, la precariedad y la individualización de la clase trabajadora. El trabajo de plataformas, el retroceso de la capacidad adquisitiva del salario, el aumento del desempleo, la recarga del trabajo reproductivo feminizado, configuran una situación de retroceso objetivo para quienes viven de su trabajo, y que no ha tenido hasta el momento una respuesta social a la altura de la tradición de lucha de nuestra clase trabajadora. Las restricciones sanitarias todavía inhiben las posibilidades de la acción colectiva pero la desmovilización actual también responde a la adaptación mayoritaria de las direcciones sindicales y sociales al gobierno. Los enormes levantamientos populares que conmovieron a distintos países latinoamericanos (Chile, Ecuador, Perú, Haití, Colombia, entre otros) anuncian saludables nuevos aires y un contexto de lucha de clases más aguda, de la cual es probable que nuestro país no quede aislado.

Pese a todas las concesiones, las clases dominantes siguen sin reconocer al gobierno actual como propio, o como su opción predilecta. Sumado a esto, la heterogeneidad de la coalición de gobierno le impide convertirse, al menos por el momento, en un instrumento directo de los grandes capitales, como fue el peronismo de los 1990. De allí provienen sus tensiones con las clases dominantes, la polarización con la derecha y una dinámica general de gran inestabilidad política.

En un contexto nacional e internacional desfavorable, y afectado por un paulatino desgaste, el gobierno conserva, sin embargo, una base popular significativa y el apoyo de la mayor parte de los movimientos sociales y los sindicatos. A su vez, ha sido capaz de realizar concesiones sociales y democráticas que lo diferencian del gobierno derechista precedente (legalización del aborto, impuesto a las grandes fortunas). Esto exige por parte de la izquierda un enfoque no sectario, que combine la independencia política con apoyos a las medidas positivas y una amplia unidad de acción (que incluya a las organizaciones populares afines al gobierno) contra el asedio derechista (que incluye a sectores presentes en la coalición de gobierno). Solo de esta forma puede emerger una nueva izquierda que pueda dialogar con las bases sociales, populares y militantes del ciclo kirchnerista y romper el “techo de cristal” que afecta históricamente a la izquierda anticapitalista de nuestro país.

¿Cómo responder políticamente a este cuadro? Vivimos en un país que cuenta con reservas sociales y políticas muy significativas: una fuerte clase obrera, un explosivo movimiento feminista, un inédito sector de la “economía popular”, organizaciones ecologistas, empresas recuperadas, entre otros movimientos sociales. Sin embargo, el terreno de la alternativa política sigue polarizado entre la adaptación a un “gobierno progresista sin progresismo” y una izquierda de características sectarias y dogmáticas. Es necesario comenzar a tomar iniciativa y construir un nuevo movimiento político.

¿Qué herramienta política necesitamos?

  • Una organización popular, enraizada genuinamente en las luchas y los movimientos populares y que coloque el centro de gravedad de su actividad en la construcción de un poder social, popular y democrático.
  • Una organización verdaderamente feminista y disidente, que ponga en el corazón de su proyecto la lucha contra el patriarcado y contra todas las formas de dominación provenientes de jerarquías de género. Que pueda desarrollar un feminismo popular que cuestione las propias prácticas militantes y se involucre en el combate a las distintas formas en que el machismo y el sexismo atraviesan a nuestra sociedad.
  • Una organización anticapitalista, que luche por la superación revolucionaria del capitalismo, a la vez que reconoce necesario reinventar el socialismo. Tanto porque es urgente reinstalar a nivel de masas la posibilidad de una alternativa socialmente viable al capitalismo, como porque es preciso reconstruir nuestro proyecto de sociedad y emanciparlo definitivamente de las pesadillas burocráticas que usurparon su nombre durante el siglo XX.
  • Una organización ecosocialista, que sea consciente de la crisis ambiental desastrosa, a punto de volverse irreversible, a la que el capitalismo nos está conduciendo. Y que se integre a los nuevos movimientos ecologistas que están señalando la urgencia de la emergencia climática que vivimos. No hay socialismo sin un cuestionamiento del productivismo capitalista.
  • Una organización que combata en todos los terrenos, tanto en la lucha de masas como en la disputa electoral, en los sindicatos y en el campo cultural, en los movimientos sociales y en la batalla de ideas.
  • Una organización que jerarquice el combate contra las opresiones, e incorpore a su proyecto la lucha contra todo tipo de discriminación racial, territorial y religiosa.
  • Una organización honestamente democrática, autogestionaria e inclusiva, que se distinga de una cultura política local acostumbrada al caudillismo personal, al monolitismo partidario o a la “tiranía de la falta de estructuras”, es decir, los liderazgos informales que emergen en organizaciones que pregonan la horizontalidad y la descentralización, pero consagran direcciones invisibles por fuera del control democrático.
  • Una organización unitaria, frentista y pluralista, que pueda contener a un conjunto amplio de agrupaciones y tradiciones, sin que ninguna tenga que disolverse organizativamente, ni resignar su historia ni su identidad.
  • Una organización latinoamericanista, que se nutra de las mejores tradiciones revolucionarias y de lucha de los pueblos de Nuestra América, y luche por una integración regional antiimperialista y un nuevo internacionalismo de los pueblos.

Por lo tanto, proponemos empezar a agruparnos para:

  • Constituir grupos de base y colectivos, con militantes provenientes de diferentes tradiciones y experiencias políticas, que puedan empezar a discutir la necesidad de construir un nuevo instrumento político.
  • Constituir un espacio promotor que tome el trabajo de acercarse a agrupaciones, colectivos, organizaciones sociales, políticas, ambientales y activistas; y que empiece a generar contacto y tejido militante a través de charlas, talleres, espacios de formación y actividades comunes a lo largo del país, haciendo un trabajo organizativo de vinculación y construcción de confianza colectiva.
  • Iniciar el proceso constituyente de una nueva herramienta política. Un movimiento político que esté a la altura de los desafíos que se nos presentan debe ir mucho más lejos que nuestras fuerzas actuales. Necesitamos iniciar un proceso de construcción democrática, a partir de iniciativas y discusiones locales, que reagrupe organizaciones políticas, corrientes sindicales, militantes independientes, intelectuales, y que sea capaz de construir una nueva herramienta política en el transcurso de este año.

Una asamblea general que empiece a discutir y perfilar los contornos de esta nueva herramienta política está prevista para el mes de abril.

Para adherir al documento completar el siguiente formulario desde aquí

Primeras firmas

Beatriz Rajland (Profesora UBA , FISYP – CPI / CABA) Claudio Katz (Docente UBA , Economistas de Izquierda / CABA) Adrián Piva (UNQ/UBA , Democracia socialista) Celeste Lepratti (Docente – Integrante de la asamblea de familiares del 19 y 20 de diciembre , Arde Matria / Rosario) Hugo Blasco (Judicial FJA / La Plata) Pablo Barboza (FPDS) Miguel Mazzeo (Docente / Lanús) Víctor Mendibil (sindicalista / La Plata) Julio Gambina (FISYP/CPI / CABA) Gustavo Brufman (Docente Universitario – Dirigente Sindical , Arde Matria / Rosario) Martín Mosquera (Editor de Jacobin América Latina) Marisol Cirano (MTL/CPI / CABA) Gino Straforini (Militante territorial – Propuesta Tatu / Lomgchamps) Carlos Perusini (Jubilado , MTL / Santa Fe) Cecilia Piérola (Docente UBA , AGD-UBA) Susana De Negri (militante territorial , Propuesta Tatu / Longchamps) Manuel Gutiérrez (dirigente de jubiladxs , CPI / CABA) Roberto Pozzo (Campaña Paren de Fumigarnos / Santa Fe) Néstor Jeifetz (MOI-CPI / CABA) Charly Fernández (militante Territorial / CABA) Carla Rodríguez (Profesora UBA , MOI-CPI/ CABA) Julio Acosta (dirigente sindical FETERA , CPI / Santa Rosa) Adriana Pinzón (Sec. adjunta ATE INAES , ORG / CABA) Ruben Ortiz (MPL / Misiones) Agustín Santella (UBA-CONICET / CABA) Marcos Wolman (dirigente de jubiladxs , CPI / CABA) Facundo Nahuel Martín (Docente UBA , Democracia Socialista) Luciano Cornelli (ATE promocion social JI , ORG / CABA) Daniel Campione (Profesor UBA , CPI / CABA) Carlos Oroz (AGD UBA / CABA) Nestor Di Milia (AGD UBA / CABA) Kike Ferrari (Escritor , Democracia Socialista) Mario Bortolotto (JTP y delegado FCEI-UNR , ORG / Rosario) María Elena Saludas (ATTAC/CPI / Rosario) Christian Rosso (Desde el Pie en CPI / La Pampa) Nacho Saffarano (Democracia Socialista / La Plata) German Bernasconi (Democracia Socialista – Docente UNLP / La Plata) Octavio Colombo (Docente UBA , Democracia Socialista) Andrés Carminati (profesor adjunto UNR , ORG / Rosario) José Luis Ronconi (dirigente Sindical , militante de Corriente Sur y CPI / Comodoro Rivadavia) Fabián Pereyra (jubilado FeTERA , Corriente Sur / Comodoro Rivadavia) José Lualdi (militante CTA , Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) Santiago Heredia (Democracia Socialista / Neuquén) Santiago Stavale (doctor en ciencias sociales de la UNLP , ORG / CABA) Manuel Alonso (Militante territorial / CABA) Pedro Peruca (Revista Herramienta / CABA) Teresa Suárez (Foro Santafesino por la Salud y el Ambiente. / Santa Fe) Nadia Recalde (Democracia Socialista / CABA) Ana Fleitas (MTL-CPI / CABA) Marisa López (MTL / CABA) Mariel Payo Esper (Socióloga y docente universitaria , ORG / CABA) Pola Monti (dirigente de jubiladxs / CABA) Francisco Cantamutto (investigador IIESS UNS-CONICET , Sociedad de Economía Crítica / Bahía Blanca) Toribio Navarro (jubilado / Resistencia) Marcos Perusini (CPI / Santa Fe) Daiana Musi (trabajadora en salud , ORG / CABA) Juan Mattio (Escritor , Democracia Socialista / CABA) Liliana Costante (abogada , militante de DDHH/CPI / CABA) Claudio Acosta (Médico Generalista , Desde el Pie La Pampa en la CPI / Santa Rosa) Héctor Rubén Lucio (Comodoro Rivadavia) Loana Barletta (trabajadora del min de salud de provincia de Bs As y de la de editorial Mascaró , ORG / La Plata) Susana Bequer (Comodoro Rivadavia) Michelle Torre (Médica Cardióloga Hospital Posadas , ORG / CABA) Lucrecia Falon (Docente UNPSJB , Militante de Corriente Sur/CPI / Comodoro Rivadavia) Julio César Rivas (Corriente Sur / Comodoro Rivadavia) Omar Evans (Comodoro Rivadavia) Leandro Del Grecco (Sindicalista / Villa Constitución) Martin Roldan (trabajador de redes eléctricas , ORG / Olavarría) Guillermo Díaz (dirigente sindical , La Carlos Chile / Villa Constitución) Enrique Elorza (docente UNSL , CPI / San Luis) María Josefa Vergara Carvajal (actriz , ORG / CABA) Eduardo Shmidt (FISYP , CPI / CABA) Lucas Castiglioni (docente , Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) Analé Barrera (docente y trabajadora social , Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) Jesús Fernández (Santa Isabel) Hilda Abad (Bahía Blanca) Luciano Vuillermin (25 de mayo) Pilar Galende (médica generalista , Desde el Pie La Pampa en la CPI / Santa Rosa) Ezequiel Kosak (CPI / Rivera) Mercedes González (CPI / CABA) Héctor Manfredo (CPI / Tucumán) Selva Lamtzev (Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) Gabriel Cena (comunicador , Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) Emiliano Randazzo (militante de la comunicación y DD.HH , Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) María Eugenia Justo (Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) Astor Vitali (músico/periodista , Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) Horacio Romano (médico/docente UNS , Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) Roberto Jarque (Corriente Comunista Watu Cilleruelo en CPI / Bahía Blanca) Ramon Gomez Mederos (dirigente sindical / San Juan) Maria Marta Gortari (CPI / Trenque Lauquén) Juan Miguel Gortari (CPI / Puerto Madryn) Pablo Arenillas (Lanus) Paola Tarasow (Docente Terciarios) Ignacio Urruspuru (comunicador popular) Aldana Soledad Funes (docente , Si.T.E.P. / La Pampa) Miguel Arriagada (trabajador Luz y Fuerza , Desde el Pie en CPI / 25 de mayo) Cristian Ovando (MTL / Santa Rosa) Laura González (docente / Santa Rosa) Celeste Pallero (Santa Rosa) Rocío Tomás (docente / Santa Rosa) Belén Taborda (MTL / Santa Rosa) Patricia Brizuela (acompañante terapéutica , Desde el pie / Santa Rosa) Florencia Weigun (estudiante , Desde el Pie / Santa Rosa) Hugo Zayas (Horticultor , Desde el Pie / Santa Rosa) Fabrizio Dalla Valeria (Democracia Socialista / Santa Fe) Luis María Burstein (Corriente Política de Izquierda / CABA) Laura Mercado (Radio cooperativa La Tosca / Santa Rosa) Marcelo Jarque (Bahía Blanca) Mónica Carmen Castro (CTA B.Blanca / Bahía Blanca) Petronio Fernando (MOI / Rosario) Jose Angel Leta (Mesa de Jubilados y Pensionados / hurlingham) Pilar Fernandez Arean (C.A.B.A.) Gladys Flores (DESDE EL PIE LP / Gral Pico) Claudia ramirez (Desde el pie (partido político) / General pico) Maria celeste Payes (Santa rosa) Sebastian Martinez (Desde el Pie / General Pico) Anibal Jeremias Velazquez (Trenque lauquen) María Celina Añaños (Rosario) Andrea Rivarola (MTL capital / CABA) Salomé Quispe (San Cristóbal) Alejandra Perea (Corriente Sur / Comodoro Rivadavia) Blanca Dieguez (Santa Fe) Ana Laura Rodas (La Plata) Yenny vera (Santa fe) Carlos hogg (Bahia blanca) Irene Mujica (Cooperativa de Trabajo CPI PATAGONIA / Junín de los Andes) Sebastián Schneider (Docente , ORG / Santa Rosa) Mariano Iturri (Docente , ORG / Santa Rosa) Agustin Cases (estudiante universitario , ORG / Santa Rosa) Amira Molaheb (trabajadora de centros de atencion primaria de salud , ORG / La Plata) Viviana Ríos Alvarado (trabajadora de salud del HIGA San Roque de Gonnet , ORG / La Plata) Rocío Ivana Villa (trabajadora de salud del hospital zonal El Dique , ORG / La Plata) Lucas Napoliello (trabajador de la editorial Mascaro , ORG / La Plata) Cecilia Cavigliasso (becaria CONICET , ORG / Rosario) Ariadna Guerrero (docente , ORG / Rosario) German Gregoratti (estudiante de matemáticas UNR , ORG / Rosario) María Cristina López (docente jubilada y sobreviviente de la dictadura militar / Rosario) German García (trabajador de educación , ORG / La Plata) NIcolás Milani (arquitecto y docente universitario , ORG / La Plata) Mariana Lucero (cuidado de niñez , ORG / Olavarría) María José González (arquitecta , ORG / Olavarría) Angela Parra (estudiante de ingenieria , ORG / Olavarría) Ezequiel Geen (estudiante y mensajero , ORG / Olavarría) Varinia Traversa (docente / Bahía Blanca) Leandro Belluscio (docente / Bahía Blanca) Eliana Lilo (estudiante de teatro IUNA , ORG / CABA) Marcos Coria (estudiante de cine IUNA , ORG / CABA) Leandro Cejas (bachillerato popular «Puños de Libertad» , ORG / CABA) Mauro Daniel Conte (docente , ORG / CABA) Lucas Stratico (Bachillerato popular «Puños de Libertad» , ORG / CABA) Luis Delgado (docente , ORG / CABA) Marcos Fernández (estudiante , ORG / CABA) Hugo Sanchez (Bachillerato popular «Puños de Libertad» , ORG / Moreno) Graciela Mónica Estevez Scansani (Docente / CABA) Alejandra Arias Juillerat (Docente / CABA) José Luis Cartolano (Abogado , CPI Patagonia / San Martín de los Andes) María Eugenia Reyes Araya (No tengo profesión simple militante de base , MOI / CABA) Mariano Randazzo (Comunicador , MTL Radio Sur / Buenos Aires) Patricia Bazán (Docente UNLP / La Plata) Juan José González (Docente universitario un.comahue. jubilado. , Cpi / Neuquén) Laura silvina Mercado (Empleada , Radio La Tosca / Santa Rosa) Natacha Scherbovsky (Antropóloga- Becaria de CONICET-UBA / Rosario) Susana Rodríguez (Docente y periodista , Ademys / CABA) Valentino Franzani (Empleado de comercio , Democracia Socialista / Villa Ballester) Aukan Acosta (Estudiante , Desde el pie / Santa rosa) Norma ester Tomas (Jubilada , Desde el pie!!!!! Izquierda / Santa rosa) Francisco L’Huillier (Becario UBA , Democracia Socialista / CABA) María Teresa Figueroa (docente jubilada , ex militante del MAS / caba) Tomas Tiraboschi (Estudiante , Democracia socialista / Ciudad autonoma de Buenos Aires) Sonia Fabiana Horny (Empleada , Radio Cooperativa La Tosca / Santa Rosa – La Pampa) Mirta Cristina Sabattier (Docente / Caba) Nicolas Deleville (Estudiante UNLP , DS / La plata) Constanza Suárez (Empleada administrativa , Cta.luzyfuerza la pampa / Santa Rosa la Pampa) Damián Bermúdez (Licenciado en Relaciones Internacionales , Ninguna / Lanús) Matias Halpin (Antropólogo , Democracia Socialista / Tigre)

El silencio daña la democracia

El sábado 27 de febrero la empresa La Nueva volvió a mostrar sus similitudes con el clan Massot: decidió no distribuir los ejemplares de la fecha (que ya tenían impresos) debido a que contenía un artículo que señalaría el posible armado de causas, el accionar irregular de la justicia y las responsabilidades de efectivos policiales, así como una posible investigación contra esos agentes, una vez probado que el proceso policial no fue transparente.

La situación parece no tener precedentes. ¿Podemos imaginarnos el escándalo internacional que se generaría si la gerencia de un diario de circulación nacional hiciera semejante cosa? ¿Qué dirían las organizaciones gremiales y los foros y colegios de periodistas ante un acto de vulneración de libertad de prensa de esta magnitud? ¡Retirar de distribución la tirada completa del día sábado! Uno de los pocos días en que el pasquín sale de manera impresa.

¿Qué es de tanta importancia que les llevó a tomar una decisión que les deja expuestos ante la comunidad en general y la comunidad periodística en particular? ¿Qué contenía ese artículo que la empresa presidida por Gustavo Elías se sintió en la desesperada necesidad de tomar esta escandalosa decisión? ¿Cómo queda ante el país el director de un diario que, debido a compromisos sobre los que no dio explicaciones, decide retirar de circulación el propio periódico en el que está al frente? ¿Qué tiene para decir la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), cuya Junta de Directores Ejecutivo cobija a este empresario? ¿Qué piensa la clase empresarial bahiense de quien les representa institucionalmente?

Dijimos que parece no tener precedentes. Pero solo parece. Los nuevos ricos se asemejan bastante a la vieja oligarquía de pago chico que, ante la primacía de sus intereses, no dudan en violar la libertad de prensa ni lo que hiciera falta. Tamaña censura nos lleva a recordar aquel 23 de marzo de 1976, cuando una voz en off interrumpe la transmisión de Oscar Alende, horas antes del golpe, diciendo que no iban a tolerar que se difundiera el mensaje de un representante del Oso Soviético. Y listo, se cortó la transmisión violentando el derecho a la información del que debería gozar la ciudadanía.

El silencio daña la democracia y un hecho de estas características debe llamar a toda la dirigencia política no sólo a expresarse respecto de lo sucedido, sino a velar por las garantías que deben primar para que el ejercicio de la libre expresión no sea una vacía formalidad.

Esta es la empresa que recibe decenas de millones de pesos por año, en concepto de pauta oficial. (Porque son ellos quienes verdaderamente viven del estado, a diferencia de quienes apenas tienen una magra asignación). El gobierno municipal ¿seguirá otorgando pauta publicitaria a un medio donde se practica la censura abiertamente y con este grado de impunidad?

Estos sectores serán más ricos y más poderosos en tanto la política no ponga límites a estas prácticas antidemocráticas.

Así como en su momento un sector del periodismo argentino decía en voz alta “queremos preguntar”, desde nuestra organización preguntamos, ¿qué esconde la empresa que gestiona La Nueva? Es una pregunta que debería hacerse todo el arco político democrático. Porque así como tuvieron la facilidad para censurar este artículo, mañana podría ser cualquier voz crítica del arco político aquella que resulte silenciada. Este es el modelo de medios local.

¿Estamos de acuerdo? ¿Lo vamos a aceptar? ¿No pasa nada?

Watu Corriente Comunista

Espionaje ilegal de Cambiemos: ¿El intendente Gay fue parte?

En las últimas horas se conoció, a través de la resolución de juez Alejo Ramos Padilla, la actividad de espionaje ilegal llevada adelante por el gobierno de Cambiemos, orientada a la provincia de Buenos Aires. Nuestra organización se encontró “fichada” junto con una enorme cantidad de actores políticos, sociales y gremiales de Bahía Blanca.

Esto fue llevado adelante por un gobierno elegido democráticamente. Pusieron las herramientas de inteligencia del estado contra su propio pueblo, como durante la última dictadura. Esto es un llamado de atención para todo el arco democrático y para las actuales autoridades: las prácticas de inteligencia deben cambiar y orientarse contra el verdadero crimen organizado.

La trata, el narcotráfico y los delitos financieros que saquean los recursos de nuestra población, que explotan las malas condiciones de vida para generar negocios a nuestras espaldas, deberían ser el objetivo de investigación de fuerzas de seguridad democráticas. Mientras el cargamento de cocaína más grande del que se tenga registro salía por el puerto local –“Bobinas blancas”- las autoridades se estaban ocupando de perseguirnos e investigarnos ilegalmente.

A la ciudadanía decimos con toda claridad: no tenemos nada que esconder, toda nuestra actividad es pública y está orientada a la lucha abierta por construir una sociedad justa en el que la población goce de buen vivir. Aquello por lo que nos investigan, nos honra.

Sin embargo, estos sucesos revisten una gravedad institucional escandalosa y la sociedad bahiense merece saber, por parte de altos funcionarios que formaron parte de la conducción provincial de Cambiemos, si fueron cómplices, qué más esconden y qué tienen para decir respecto del tema.

No podemos soslayar que el intendente, Héctor Gay, no era un intendente cualquiera para la conformación del frente político Cambiemos, ahora Juntos por el Cambio. Por el contrario, es un actor central que retuvo uno de los municipios estratégicos para la provincia de Buenos Aires y ha participado de la mesa chica. El intendente debe expedirse al respecto, al igual que el presidente del Concejo Deliberante ya que no es poco lo que se pone en juego en materia institucional a partir de estos hechos de espionaje ilegal.

Corriente Comunista Watu – Bahía Blanca

El derecho al Aborto Legal se debate en el Congreso, pero lo conquistamos en las calles con nuestras luchas

El debate del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo en el Congreso representa el hito de la lucha del Movimiento Feminista, que no empezó y seguramente no terminará con la legalización. Desde el retorno de la democracia, diferentes expresiones políticas y sociales a las que pertenecemos las mujeres hemos asumido el compromiso de defender el derecho al aborto como una cuestión de salud pública y de derechos de las mujeres y personas gestantes.

Desde hace décadas el Movimiento de mujeres y colectivos viene promoviendo innumerables esfuerzos para movilizar a las mujeres en la lucha por la legalización y despenalización del aborto en un contexto en que las mujeres que no desean llevar adelante un embarazo se ven empujadas a la clandestinidad; con los riesgos y sufrimiento que conlleva.

Venimos de la experiencia colectiva acumulada de los Encuentros Nacionales de Mujeres, de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y más recientemente, nos movilizamos y conmovimos con la irrupción del “Ni una menos”, que le exigió una vez más al Estado nacional el derecho al aborto en condiciones dignas.

El 8 de marzo de 2018, la huelga internacional de mujeres volvió a exigir en las calles el reclamo principal del Aborto Legal. Ese mismo año, nos hicimos miles con la presencia masiva de niñas, adolescentes y jóvenes, que entraron al juego político con pañuelos y banderas verdes, y pintaron el horizonte de esperanza en la gran “Marea verde”.

La llegada de nuestro reclamo al derecho al aborto al Congreso Nacional ha tenido un difícil recorrido. Se presentó el mismo proyecto de ley siete veces desde la creación de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en 2005.

En 12 años de gobierno kirchnerista, si bien se impulsaron medidas y leyes que ampliaron los derechos de las mujeres y de las diversidades sexuales, la demanda del feminismo por la legalización del derecho al aborto nunca fue escuchada. El gobierno de Cristina Fernández tuvo una oportunidad histórica y la desaprovechó, dejando el debate en la lista de pendientes.

En este cuadro, el oportunismo del gobierno de Mauricio Macri, habilitó el debate parlamentario en 2018 a pesar de que sus principales cuadros políticos y él mismo estaban en contra. Y una vez más nuestra demanda por el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo y a abortar en condiciones dignas naufragó en el Senado nacional tras el voto negativo.

Sin embargo, en las calles masivamente ocupadas por las pioneras, las pibas, las recién convencidas, las que ahora sí se animaban… se compartía una sensación: no será ahora, pero más temprano que tarde, Será Ley. El debate estaba definitivamente instalado: un puñado de Senadorxs no podían apagar todo ese fuego.


En mayo de 2019, luego de reuniones plenarias y de comisiones encargadas de revisar el proyecto anterior atendiendo a las modificaciones que había hecho la Cámara de Diputadxs, y con un borrador redactado para ser puesto a consideración en las instancias regionales y redes, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito redactó un nuevo proyecto e hizo su octava presentación en Diputadxs.


En las promesas de campaña de Alberto Fernández, el Aborto Legal estuvo presente. Tras haber ganado las elecciones y asumir el cargo, en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso, volvió a repetir su compromiso. Sin embargo, pandemia mediante, el tratamiento de la legalización se dilató todos estos meses. En este tiempo, siguieron muriendo mujeres por abortar, otras entraron en las cárceles y muchas se han visto obligadas a llevar adelante embarazos no deseados.


“Creo que la diferencia con otros tiempos es que, más allá de la enorme lucha del Movimiento Feminista, me siento abanderado de este reclamo”, se le escuchó decir recientemente al presidente. En este punto, sin desconocer la importancia de la voluntad política, insistimos con que de ninguna manera se puede pensar en esta ley fuera de esta praxis histórica y no hay un más allá de la lucha del Movimiento Feminista.


La enorme movilización por el derecho al Aborto Legal que se produjo en 2018 en Argentina, y que arriba una vez más en este 2020, es como decíamos, la coronación de una lucha de muchos años que tuvo sus marchas y contramarchas pero nunca fue abandonada. Y si de banderas se trata, es el histórico Movimiento de mujeres el único capaz de cargar con el estandarte de esta lucha.

La legalización del aborto no puede esperar.

Es por eso que celebramos el tratamiento en el Congreso del proyecto de ley enviado por el Ejecutivo, que recupera aspectos significativos del proyecto de la Campaña. Sin embargo, no podemos desconocer que se introducen limitaciones que seguramente obstaculizarán la implementación efectiva de la ley y dañarán la garantía de la autonomía de las mujeres y personas con capacidad de gestar. Sabemos, de esta manera, que la lucha no terminará con la necesaria e impostergable sanción de la ley.


Específicamente, nos preocupa la extensión del plazo de 5 días para realizar la interrupción del embarazo, como figura en el proyecto de la campaña, a 10 días. Esto puede ser una barrera importante para que las mujeres accedan a la interrupción del embarazo considerando que sería más de una semana, lo que puede generar que se exceda el plazo de 14 semanas establecido por la ley. No encontramos ninguna justificación para extender ese plazo.


Por otro lado, el proyecto del Ejecutivo mantiene la penalización a las mujeres si abortan luego de las 14 semanas sin encuadrarse en las causales de interrupción legal del embarazo. Seguimos insistiendo en la necesidad de, como marca el proyecto de la Campaña, despenalizar absolutamente el aborto voluntario, mantener la pena en estos casos continúa obligando a las mujeres a abortar en la clandestinidad, con todos los riesgos y estigmatización que ya conocemos y vivimos las mujeres.


También tenemos que decir que el proyecto del Ejecutivo admite la objeción de conciencia para realizar un aborto por parte de profesionales de la salud que no quieran realizar la práctica por cuestiones religiosas o morales. Consideramos que habilitar la objeción es un acto discriminatorio hacia las mujeres (no existe la posibilidad de objeción explicita para otras prácticas que no tengan que ver con la salud sexual de las mujeres) y puede generar la obstaculización al acceso al aborto, principalmente porque no obliga a garantizar la interrupción del embarazo por profesionales no objetores en el mismo centro de salud donde consulta, lo cual podría dar lugar a servicios, hospitales e incluso ciudades o provincias que se declaren objetoras. Esto es inadmisible y generaría que la ley de Aborto Legal, incluso siendo aprobada, se transforme en letra muerta en muchísimos territorios de nuestro país donde los sectores antiderechos mantienen una hegemonía y violenta persecución hacia las mujeres que abortan y profesionales que acompañan, generando una profunda inequidad para las mujeres, niñas y adolescentes.


Seguimos insistiendo en la necesidad de aprobar el proyecto de la Campaña que aún está en discusión junto al proyecto del Ejecutivo y el de la legisladora Araceli Ferreyra. El Movimiento de mujeres y feministas tenemos un proyecto propio que hemos elaborado, mejorado y actualizado de forma democrática, transversal y federal: es hora que se apruebe sin más dilaciones.

Estamos discutiendo el Aborto Legal, algo que impacta en la vida de todas las mujeres y las personas capaces de gestar en este país. A diferencia de siglos atrás, esta vez no se puede legislar el acceso a la autonomía física y la ciudadanía plena sin nosotras.

  • Por vidas libres y autónomas.
  • La despenalización social ya la logramos, resta que el Congreso acompañe esta exigencia popular y federal.
  • ¡Que Sea Ley!

Comunicado : El poder patriotero

A los 9 días del mes de julio de 2019, en plena vigencia formal del sistema democrático, Bahía Blanca padeció un caso de detención ilegal, apremios, tortura y abuso sexual. A escasos metros del acto oficial dispuesto por la intendencia con motivo de celebrar la fecha patria, sin constar delito alguno, detuvieron a un menor y a otro estudiante. Los jóvenes tuvieron la valentía de declarar lo ocurrido sin rodeos: los golpearon, abusaron y sometieron a vejámenes, les dijeron “zurditos” y “putitos”. En su mayoría se trató de policía de civil que había comenzado a hostigar estudiantes antes de llegar al lugar del hecho.

El Concejo Deliberante no se expidió institucionalmente al respecto durante su última sesión ordinaria. El secretario de Seguridad, Emiliano Álvarez Porte, quien está al frente de la Unión Cívica Radical, partido que se jacta de su relevancia en el marco de la vida democrática, no dijo una palabra. No es posible tolerar que el sistema democrático institucional en nuestra ciudad avale de hecho lo ocurrido a través de su silencio. Estos hechos deben ser denunciados, de otra forma, los militantes del terror van corriendo la vara de lo natural, y la sociedad va aceptando como normales hechos aberrantes.

Todo esto tiene un contexto. Ya en el 25 de mayo de 2016, el intendente Héctor Gay hizo un viaje en el tiempo para reactualizar la doctrina del enemigo interno cuando afirmó que “ayer y ahora hay enemigos importantes, de adentro y de afuera, los que responden a intereses personales y también los que integran grupos perfectamente organizados que no tienen patria ni bandera pero que sí quieren subvertir valores y adueñarse fundamentalmente de nuestros ideales y de nuestra juventud. Por eso digo no son tiempos fácil pero tampoco son tiempos para tibios”.

En el mismo sentido, el 9 de julio pasado, mientras policías de civil interpretaban el mensaje eligiendo como enemigos a un grupo de estudiantes que reclamaban por el cumplimiento de una ley de boleto educativo, Héctor Gay se jactaba de haber “recuperado” el desfile y consideró que “es muy bueno que estemos aquí convocados por un desfile cívico militar que nos une como sociedad y que apunta a fortalecer el acercamiento de todos los sectores de la comunidad, factor imprescindible para construir el país que todos queremos”.

Considerar que lo ocurrido tiene que ver con excesos policiales es un error de interpretación política: hay una habilitación del poder político local, en alianza con los grupos empresarios “perfectamente organizados” para avanzar a como dé lugar en la consolidación de un modelo social y cultural con valores patrioteros, basados en la meritocracia y el señalamiento acusatorio contra todas las voces que sostenemos que no hay espacio para una sociedad democrática en tanto la exclusión social sea la marca de nacimiento del modelo de “progreso” impuesto para nuestra región del que solo se benefician unos pocos a costa de la destrucción ambiental, el hambre, la marginación y la falta de perspectiva de futuro para cientos de miles.

Lo que ocurrió el martes es de una enorme gravedad. Más grave aún es que muchas fuerzas políticas abonen a su naturalización.

Sin embargo, estos intentos de dominar a la sociedad a través del miedo no son nuevos. Queremos señalar con claridad que sí existen enemigos del pueblo y son aquellos sectores empresariales que se enriquecen a través de los peores negocios como la trata y el narcotráfico legitimados por el sector financiero. Esos sectores tienen además la cara de piedra para señalar a quienes luchamos como el factor que impide la felicidad de nuestro pueblo. Son ustedes, clases dominantes, quienes impiden a miles de ciudadanos y ciudadanas bahienses una vida digna. Podrán hacer todos los esfuerzos necesarios para intentar generar consensos sociales; podrán disponer de medios de comunicación; podrán disponer de lobbistas importantes; podrán contar con el poder político, legislativo y judicial: pero no podrán contra la conciencia de nuestro pueblo que ha sostenido la dignidad humana a pesar suyo.

En este sentido, consideramos que el campo popular se debe agudas reflexiones acerca de sus herramientas de lucha. Señalamos que la liberación de los jóvenes durante la noche del mismo día del arresto se debió sin dudas a la movilización popular y a la acción conjunta de las organizaciones que de inmediato pusieron todas sus herramientas a servicio de denunciar lo ocurrido y advertir al poder judicial que no podía avalar lo que estaba ocurriendo.

Pero también consideramos que es preciso construir una verdadera herramienta de poder popular que no dependa de los acuerdos de la superestructura y que nos permita discutir un modelo social, político y cultural que no teja remiendos de las ruinas del fracasado “progreso” vigente, cuyos resultados están a la vista en los índices económicos locales.

Para salir de este pantano es necesario asumir todas las derrotas históricas que debamos asumir y ser capaces de darle una perspectiva política verdaderamente alternativa a nuestro pueblo. Esa tarea pendiente, depende del conjunto de nuestras fuerzas, nuestras inteligencias y nuestras sensibilidades.

 

 

 

Fidel: 90 años de revolución

Todos estos años por todos lados que bombardeaban la supuesta noticia que Fidel había muerto, lo que en realidad querían era que el ejemplo de la Revolución cubana no contagiara y convertirnos en sumisas y sumisos, en un pueblo sin historia, en una juventud apaciguada y no comprometida.
Pero Fidel, que tiene esa cualidad de seguir manteniéndose en el camino revolucionario junto a su pueblo, esa audacia aún cuando las condiciones eran pésimas y nos querían vender que el proyecto socialista se venía abajo, y esa consecuencia admirable de seguir resistiendo porque la liberación de las oprimidas y los oprimidos vale la pena, Fidel sigue viviendo.
Hay muchos Fidel. El Fidel dirigente estudiantil, el Fidel del Moncada, el de su inolvidable defensa; el Fidel del exilio en México, el Fidel del Granma, el de Sierra Maestra; el Fidel de la toma del poder, el de la Segunda Declaración de La Habana, el de las ORI, el del Partido Unido, el de PCC, el Primer Ministro, el Primer Secretario, el Comandante en Jefe; el de Playa Girón, el de la Crisis de Octubre; el Fidel patriota e internacionalista; el Fidel teórico del marxismo; el Fidel que supo plantarse ante las ortodoxias y plantear y llevar a cabo la lucha revolucionaria en un continente que parecía haber abandonado esas perspectivas; el Fidel de los Países No Alineados; el Fidel ante la ONU; el Fidel de los multitudinarios 1º de Mayo; el que se plantó y sostuvo por todos lados que la deuda externa era “ilegal, ilegítima e impagable”; el Fidel que sostuvo que no si no había un real diálogo en pos de la civilización, nuestra especie estaba condenada a la desaparición; el Fidel del Poder Popular. Y tantos otros Fidel que en cada imagen, cada frase puntillosa, cada largo y atrapante discurso siempre, pese al paso de los años, sigue mostrando que la unidad de todo el pueblo es imprescindible y que la alternativa política socialista es posible y necesaria.
Fidel es Fidel, y es también Martí, Maceo, Máximo Gómez, Mella, Martínez Villena, el Che, Raúl, Camilo, Vilma, Haydeé, Frank, los 5… Fidel es el escupitajo permanente en la cara del Imperio. Fidel es Revolución.
¿Qué nos tiene que decir hoy Fidel en este contexto? Fundamentalmente, que en este devenir del capitalismo degradante de todo lo humano y ambiental, la batalla de ideas es la mayor de las batallas que tiene por dar el campo popular. Que la unidad amplia, plural y profunda del pueblo oprimido adquiere un carácter estratégico. Que la juventud tiene un rol importantísimo que jugar, y no solo para acompañar y estar a la expectativa, sino para estar en las primeras líneas en la lucha contra el imperialismo. Que nuestras soberanías han sido vendidas al mejor postor. Que un mundo mejor es posible, solo en el socialismo y el comunismo.
La historia ya te absolvió, Comandante. Nos queda a los pueblos de América Latina y el mundo recoger una vez más el guante.
En estos 90 años de nuestro querido compañero Comandante, con la memoria del Che, de Hugo Chávez y de los y las 30.000, decimos que: El mejor festejo de cumpleaños será la victoria.
Texto escrito por Nicole, compañera de la Corriente Watu

Más unidad de acción contra el ajuste

Desde la Corriente Comunista David Watu Cilleruelo  queremos señalar la importancia de la movilización del  pasado 4 de agosto, en rechazo al tarifazo  que el gobierno de Cambiemos ejecuta en contra del pueblo argentino.

Un conjunto de organizaciones sociales, sindicales y políticas del campo popular junto a vecinxs de la ciudad,  nos volcamos a las calles en un número superior al de la primera movilización del 14 de Julio.
Consideramos que es necesario responder en unidad de acción a los embates directos,  en un solo cuerpo movilizado para resistir a las políticas de Cambiemos. En  ese sentido nos provocó satisfacción marchar junto a casi 30 organizaciones,  en las que encontramos culturas políticas disímiles, matices, colores, diferencias, pero lo que primó fue tener en claro el enemigo que tenemos que enfrentar, y en ese sentido marchar mancomunadamente con una parte aún insuficiente pero muy importante de la clase más agredida, debería ser el dato que nos permita redoblar esfuerzos.
La unidad de acción se construye caminando, con paciencia militante y constituye un ejercicio imprescindible para la etapa.  
La agresividad del programa de gobierno en contra de los sectores más desposeídos, de los  trabajadores y sectores medios,  hace que esta unidad en la calle no sólo sea deseable sino imprescindible.  No hay forma de confrontar con estas políticas perversas,  sin una  vocación amplia y unitaria.  Las organizaciones tenemos la responsabilidad de no reproducir la lógica de la fragmentación y el divisionismo. Por eso llamamos a consolidar este esfuerzo y agrandar aún más el arco de sectores que cuestionamos las políticas en curso.
 
Por supuesto que  los debates acerca de qué tipo de alternativa oponer al tarifazo y al conjunto de políticas antipopulares son más agudos y requieren escenarios de reflexión y discusión. Si bien  es cierto que no todos estamos de acuerdo respecto de qué salida oponer como alternativa política, más cierto es que todos tenemos acuerdo en rechazar que el pueblo pague con sudor y sangre la quimera capitalista que nos pasa factura a una tarifa impagable.
Vayamos por más unidad de acción para enfrentar las políticas antipopulares. Consideramos que esto es una condición sine qua non para avanzar hacia la consolidación de alternativas. Cuánto menos dañados salgamos de los ataques, en mejor condiciones estaremos para erguirnos como pueblo.
345